El dilema del Real Madrid: 5 trofeos vs. 1 clásico

Real Madrid

El mejor año del Real Madrid en su historia deja en evidencia el inconformismo por parte de los hinchas que frecuentan el Santiago Bernabéu, un resultado humillante ante un accesible Barcelona, pareciera que opacara los 5 títulos conseguidos por el equipo de Zizou en la última campaña, al parecer la liga, la supercopa de España, la supercopa de Europa, el bicampeonato de Champions y el bicampeonato del mundo no son suficientes para complacer a los malcriados hinchas del Real Madrid.

Entiendo que en el ADN del madridista quiere, debe y puede ganar todos los partidos que dispute, pero, ¿acaso es justo pedir la cabeza de un entrenador que de 10 competencias disputadas ha ganado 8, por un 0-3 en casa contra el Barcelona? Cuando el Madrid aun estando muy lejos de conseguir defender el título de liga, tiene el antecedente de la llegada de Zidane al banquillo y revertir una situación similar quedando a un solo punto del entonces campeón Barcelona de Luis Enrique, yo no daría por eliminado nunca al Madrid, y me parece prudente recordar que ningún equipo puede ganarlo todo siempre, aunque cueste creerlo, lo mejor que le pudo pasar al Madrid en el clásico fue perder.

Sé que parece una locura, pero al momento de terminar perdiendo el clásico, los jugadores el cuerpo técnico y la directiva del Real Madrid, han reaccionado, y vendrán cambios, cosa que no hubiese pasado de ganar el partido contra el Barcelona. La continuidad de jugadores de largo recorrido en las filas del club merengue como su 4to capitán Karim Benzema, están en tela de juicio, y es ahí donde veremos si verdaderamente la resaca del clásico tiene consecuencias fatales para algún jugador, se escuchan susurros referentes a los fichajes de la temporada, y es que la llegada de Ceballos, Llorente, Theo y Vallejo, ¿llenan el vacio ofensivo que representaron la salida de James y Morata? Bien lo ha dicho Cristiano en sus declaraciones post partido luego de perder contra el Girona, “James y Morata nos hacían más fuertes” y es que no los hacían más fuerte en el campo, los hacían más fuertes al momento de entrenar y destacarse para conseguir un puesto en la titular, mientras que los nuevos fichajes están aprendiendo y formándose junto a los bicampeones del mundo.

La química y la magia del equipo de Zidane sigue encendida, pero con la llama muy baja, mucho cuidado con que este viento que pareciera apagar la flama de este equipo, no termine por alimentar el fuego sagrado que suele permanecer en el escudo y la camiseta blanca del Real Madrid, y haga volver arrepentidos a quienes se bajaron del barco, cuando parecía acercarse a un precipicio; no me cabe la menor duda que este equipo nos dará mucho de qué hablar en 2018, independientemente de lo que suceda en el mercado de invierno, el Real Madrid volverá a gritar campeón en 2018, eso se los aseguro.
..Santiago Viloria / Twitter: @SantiagoViloria