River Plate y Cruzeiro empataron 0-0 en ida de octavos de Libertadores

El argentino River Plate y el brasileño Cruzeiro empataron 0-0 en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2019 jugado este martes en el estadio Monumental en Buenos Aires.

River, el actual campeón de la Copa Libertadores, fue el dominador del cotejo, pero careció de claridad para romper el cero en la fría noche porteña, ante un Cruzeiro que resistió y rescató un empate de su paso por el Monumental.

En la última jugada de la noche, River tuvo el triunfo con un penal sancionado a instancias del VAR, pero Matías Suárez (90+8) elevó el remate por encima del travesaño.

Con este resultado, la serie permanece igualada y todo se definirá en el segundo encuentro, con el boleto a cuartos de final para el vencedor, mientras que un empate en cero llevará la definición a los penales y una igualdad con goles le dará la clasificación a River.

El desquite se jugará el 30 de julio en Belo Horizonte, y el ganador se medirá en cuartos de final con el vencedor de la llave entre el argentino San Lorenzo y el paraguayo Cerro Porteño.

– Todo de River –
En el arranque estuvo cerca de sorprender Cruzeiro con una incursión de Orejuela por el área local, pero el colombiano falló en la definición y remató muy alto.

A partir de entonces, el primer tiempo pasó de manera casi completa por los pies de River, que empleó su propuesta habitual, de presión constante sobre la salida del rival e intento de pases filtrados para superar la poblada defensa visitante.

En esos primeros minutos, el equipo de Gallardo martilló sobre el carril derecho a través de Gonzalo Montiel e Ignacio Fernández en busca de espacios, pero fallaba en los últimos metros, en un tramo en el que Dedé trabajaba con premura para cerrar en varias ocasiones, y Egidio trataba de sellar el sector izquierdo de la zaga.

Ahogado por la presión que le imponía River, Cruzeiro estuvo un largo tramo sin superar la frontera de la mitad de la cancha, a tal punto que Franco Armani, el arquero del equipo argentino, fue casi un espectador más.

Cerca de la media hora el local estuvo cerca de anotar, primero con un cabezazo de Suárez que Fábio desvió, pero el arquero dio un rebote muy largo que Nacho Fernández desvió con el arco vacío, y luego con una buena intervención de Fábio ante un tiro libre cerrado de Fernández que buscaba sorprender, pero encontró la sólida respuesta del portero.

Salió ligeramente Cruzeiro del asedio tras la salida por lesión de Javier Pinola, el capitán de River, aunque el local volvió a estar cerca de anotar cuando Suárez consiguió desbordar por derecha y mandó el centro, pero De la Cruz no alcanzó a conectar con precisión, impulsó la pelota con el pecho y Fábio se estiró para sacarla del rincón derecho.

– A las nubes –
En el comienzo de la segunda parte, Cruzeiro anotó a través de Marquinhos Gabriel, pero el gol fue anulado por fuera de juego a instancias del VAR.

Más allá de esa ocasión, se lo vio mejor parado al equipo visitante, parado más adelante, y esos metros que ganó, más un buen desempeño de Lucas Romero y Henrique en el medio, le permitieron tener más presencia en el medio.

Gallardo hizo entrar a Pratto para darle más peso al ataque de River, mientras que Mano Menezes le dio lugar a David por el intrascendente Thiago Neves, en un partido que se hizo más abierto, pero con pocas llegadas claras, con Dedé firme en la zaga brasileña.

River volvió a inquietar por la vía aérea, con un cabezazo alto de Suárez y luego con un frentazo de Suárez desviado ante el arco vacío, tras una salida en falso de Fábio.

El partido se consumía con el 0-0, hasta que en tiempo de descuento el árbitro chileno Bascuñán recibió la indicación de revisar una jugada y sancionó penal por un agarrón de camiseta de Henrique a Pratto en un tiro de esquina.

Pero si siquiera el último remate y la acción más favorable de la noche le alcanzaron a River para festejar, porque Matías Suárez remató muy mal, varios metros por encima del larguero, y el campeón defensor dejó el primer partido con una mueca, con la certeza de que estará obligado a buscar el boleto en Belo Horizonte.
..AFP