El Real Madrid se reinventa

Real Madrid

El Real Madrid pasó nuevamente a la historia al ganar la copa más ansiada en Europa, la UEFA Champions League, alcanzando su tercera Copa de Europa en forma consecutiva y sumando así trece ‘Orejonas’, lo que propició que el ambiente para el mundo madridista fuera de júbilo, sin embargo, su entrenador Zinedine Zidane se retiró del cargo, a los pocos días, asombrando a los aficionados del fútbol y abriendo las puertas para que Cristiano Ronaldo, máxima estrella del equipo, fichara por la Juventus.

En el ambiente del fútbol, en los programas de radio y televisión, en los periódicos y en las tertulias habían muchas inquietudes y suposiciones ante la situación. La pregunta del momento era “¿Qué haría el nuevo entrenador del Real Madrid para enfrentar una situación que pasó de lo armónico a la incertidumbre?”, ya que dos referentes, por decisión personal, dejaron a un equipo ganador. Muchas dudas que responder y aún sin entrenador en aquel momento.

Muchas incertidumbres llegaron a las oficinas merengues porque pasaban las semanas y el Real Madrid seguía sin entrenador, hasta que Florentino Pérez se arriesgó contratando a Julen Lopetegui, exjugador del Real Madrid y exentrenador de la Selección Nacional de España, decisión que también fue acompañada por muchas dudas, por parte del entorno futbolístico.

Las evidencias de lo mostrado en la reciente pretemporada nos manifiesta una serie de impresiones y sensaciones muy positivas y constructivas en base a los buenos resultados ante la Juventus, Roma y Milan, principales equipos de la Serie A, lo que nos hace inferir unas líneas de acción en las que el entrenador Julen Lopetegui podría estar desarrollando bajo el prisma, no solo de lo futbolístico, si no de establecer un sistema conductual de la organización, sobre el cual expongo algunos elementos observados en las declaraciones y acciones del entrenador merengue.

Fortalecimiento de la autoestima: En las declaraciones públicas del entrenador Lopetegui, tanto en el lenguaje verbal y no verbal, se observa orientación a reconocer a sus jugadores tanto en lo individual como en lo colectivo. Gestos de apoyo en forma constante y atención personalizada, en los que demuestra como premisa básica que todos los jugadores son importantes.

El trabajo colectivo por encima de lo individual: El peso del equipo no es de un jugador, es de todos. Se observa en los últimos cuatros partidos de la pretemporada una dinámica colectiva, integrada por los más veteranos y lo más jóvenes.

Restablecer nuevos retos en un equipo de alto desempeño: Un equipo que logró un hito histórico, tres Champions League consecutivas, se propone como reto para este año la Champions y también la Liga, que es el desafío principal y bajo estas premisas, todos defendemos y todos tenemos responsabilidad en la búsqueda del gol de forma individual o compartida, para lo que es fundamental la preparación física por la exigencia del reto, con gradualidad e intensidad en todo el año. Las rotaciones estarán adecuadas con cada situación por estrategia de compensación, a las fortalezas del equipo y en la búsqueda de fortalecer el estilo de juego sin balón, para posicionar más al equipo en la cancha.

Clima de la organización: Se observa un ambiente distendido, sin presión, con apertura al cambio, de posiciones (delanteros, medios y defensas) pero riguroso en la gobernabilidad (lineamientos en el campo). Excelente integración de los veteranos con los más jóvenes. (Integrada la experiencia y la juventud)

Si mis pronósticos no están errados, Julen Lopetegui será un entrenador que aporte además de muchos triunfos y logros, un estilo de juego en equipo que se llamará el sistema de fútbol del Real Madrid.
..Arturo G. Mengual / Instagram: @ArturoGMengual