En el fútbol, si quieres un amigo cómprate un perro

futbol

Esta mañana, con la presentación de Luis Enrique, hemos conocido un nuevo capítulo de fútbol del conflicto entre el seleccionador asturiano y Robert Moreno, que se conoció hace una semana y terminó con la salida de este último de 'La Roja'.

Las explicaciones, muy convincentes de Luis Enrique, han dejado muy mal parado a Robert Moreno, quien clasificó a España a la Eurocopa 2020, ganando prestigio, pero perdiendo a un 'amigo', que hoy en la sala de prensa no tuvo la consideración que si tuvo el ya exseleccionador nacional.

"Valorar las últimas horas en el cargo o incluso los últimos días, solo serviría para entrar en una espiral de reproches y justificaciones por cada una de las partes. No lo voy a hacer. No le veo ningún sentido. Tengo la conciencia tranquila. Es imposible agradar a todo el mundo, pero os digo sinceramente que respeto a todos y todas las opiniones. Siempre he mantenido que soy un hombre de palabra, que no sería impedimento en el caso de que Luis Enrique decidiera volver a entrenar", fueron las palabras utilizadas por Robert Moreno en su comunicado de despedida hace seis días, cerrando con elegancia una etapa muy complicada por las diferentes situaciones ya conocidas, pero que se contraponen a los comentarios expuestos hoy por el entrenador asturiano.

"Robert ha sido desleal, no quiero a nadie así en mi staff", fue la frase de Luis Enrique que más impacto causó y que mas daño ha hecho seguramente a la figura de Robert Moreno, comentario que se pudo haber ahorrado el asturiano, por el bien del fútbol español, de la selección y de dos personas que han sido muy buenos amigos durante los últimos diez años, pero que el destino ha decido darle un final inesperado a esa amistad, en el peor momento personal del seleccionador español.

El fútbol nos deja muchas emociones, grandes momentos, pero también nos ha dejado situaciones agridulces, por los egos, por las rivalidades o por otros muchos factores desconocidos pero que son suficientes para acabar con una amistad, como ya ocurrió entre Tito Vilanova y Guardiola, un matrimonio deportivo que terminó muy alejado después de la salida de 'Pep' de 'Can Barça', lo que demuestra que en el fútbol, si quieres un amigo cómprate un perro, como expresó en su momento, muy acertadamente Marco Van Basten.
..Diego Mengual / @MengualEnLinea

*Últimos artículos de opinión en Conexión Deportiva